5 maneras de desmarcarse por Marcelo Bielsa

Por | 31 agosto, 2017

Marcelo Bielsa se ha convertido en un referente no solo para muchos entrenadores que comienzan sus andaduras en el mundo del fútbol, sino para aquellos que conforman la élite mundial tal y como reflejó Guardiola la rueda de prensa del pasado 20 de febrero (https://goo.gl/Lw26eV), o Ranieri en la charla que mantuvo con él este 6 de agosto, justo antes de que se enfrentaran sus equipos, (https://goo.gl/ry2M3g). Su manera de entender y descomponer el juego hasta el mínimo detalle han hecho de Marcelo un entrenador único. Las enseñanzas que podemos extraer de sus entrenamientos  y el juego de sus equipos: el desde un punto de vista analítico pero con un componente táctico elevado a la máxima potencia, las coordinaciones entre jugadores para crear ventaja posicional al recpetor del balón, la defensa de la pared, la presión alta con persecuciones hombre a hombre y cambios de marca cuando estas son requeridas, etc.

Recientemente tuvimos el honor de poder seguir aprendiendo con él gracias a la conferencia organizada por la Academia Aspire sobre «Performance y Ciencia del Fútbol» que se llevaron a cabo en Ámsterdam. Allí, entre otras muchas cosas, Bielsa expuso los cinco tipos de desmarques individuales que se existen en el fútbol desde su punto de vista. Los cuales pasaremos a explicar a continuación:

  1. Recepción con giro perfilado:
    • EL jugador desciende alejándose del rival para recibir el pase y girarse con el objetivo de encarar la siguiente acción.
    • Es vital perfilarse antes de recibir para generarse ventaja especial y temporal.
    • Este tipo de desmarque es muy valioso para darle continuidad a la circulación del balón.
  2. Recepción a la espalda del rival:
    • Se produce en momento en el que el defensor se acerca al atacante y este le gana la espalda (con o sin movimiento previo).
    • Cuanto más cerca esté el defensor de uno mismo, más a su espalda se debe recibir el pase.
    • Cuando se realiza con un movimiento previo es frecuente que este sea en “L” (primero lento hacia el rival y luego rápido hacia portería).
  3. Recepción al costado del rival:
    • El atacante se aleja del defensor tratando de que el desplazamiento transversal de este no le permita alcanzarlo posteriormente en el momento de recibir el pase de su compañero.
    • Este desmarque es característicos de los contraataques. En ellos, al realizarlos, es importante no alejarse de la vertical hacia portería para no perder la ventaja que hemos generado.
  4. Recepción contra-anticipando:
    • El atacante se acerca al defensor para recibir por delante de él y superarlo con el control desplazándose en sentido contrario a su carrera.
    • Para realizar este desmarque el pase debe ir en dirección al rival con el objetivo de que este intente anticiparse dando así la oportunidad al atacante de desplazarse por delante de él contra anticipando su movimiento.
  5. Recepción por detrás del rival con pase aéreo:
    • Atacante y defensor se encuentran en la misma línea, el primero desciende para atraer a su oponente directo y posteriormente, con un movimiento semicicular, se desplaza la espalda del mismo.
    • El movimiento semicircular debe ser amplio para no caer en fuera de juego y dar tiempo al lanzador del pase.
    • El atacante debe perfilarse antes de recibir para conservar la ventaja posicional y encarar portería.

Para llevar a cabo de manera óptima todos estos desmarques se antoja imprescindible poner el foco de atención en las siguientes consideraciones:

  1. El emisor del pase debe ser capaz de ajustar el momento, la velocidad, la trayectoria y el tipo de golpeo que debe realizar para proporcionar ventaja posicional a su compañero.
    • Si el momento elegido para realizar el pase o la trayectoria no son las apropiadas será imposible que el balón llegue a su receptor, pudiendo ser este interceptado por un rival, salir fuera del terreno de juego, o en el mejor de los casos interceptado por otro compañero (opción infrecuente).
    • Si la velocidad es inadecuada el pase será interceptado por el rival (demasiado débil), no será recepcionado por el compañero o se le escapará el control dándole la oportunidad al adversario de robárselo (demasiado rápido).
    • Y si el tipo de golpeo es inadecuado la recepción del pase tendrá mayor dificultad de efectuarse haciéndole perder tiempo y espacio al nuevo poseedor del balón, en el mejor de los casos, o otorgándole la oportunidad al adversario de robar el balón, en el peor de ellos.
  2. El receptor del pase debe ser capaz de ajustar el momento y la velocidad de su movimiento al contexto que le rodea (emisor del balón, rivales, y espacio).
    • Un desplazamiento temporalmente precoz puede suponer encontrarse en fuera de juego en el momento en el que el balón es golpeado por el emisor del pase.
    • Un desplazamiento temporalmente tardío podría suponer perder toda la ventaja que le otorgaba su acción pudiéndose encontrar marcado por su rival.
    • El cambio de ritmo es un concepto asociado muy importante debido a que permite sorprender al rival y proporcionarse ventaja posicional con el movimiento.
  3. La realización de puntos descritos anteriormente nos conducirán a sincronizar el movimiento del receptor con el pase de su compañero. Objetivo final para que la acción se realice con éxito.

Una opinión sobre “5 maneras de desmarcarse por Marcelo Bielsa

  1. Cesar Diaz

    muy importante la informacion y agradecido simpre si me envian informacion, me apasiona demasiado el futbol

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *