Mover para penetrar

Por | 15 septiembre, 2013

Hoy os traemos una tarea para mejorar la movilidad del equipo en las zonas de creación finalización. La imposibilidad de que la línea defensiva retroceda más allá de la línea marcada (en primera instancia) condicionará el juego creando continuas situaciones favorables para desmarcarse (debido al gran espacio a la espalda de la línea defensiva). La elección del momento del pase y del desmarque así como la sincronización entre jugadores serán vitales para conseguir el objetivo y poder hacer gol. Sin lugar a dudas se trata de un contexto muy interesante para realizar a continuación de haber trabajado las coordinaciones entre los atacantes mediante ruedas de pase, con el objetivo de afianzarlas y proyectarlas a situaciones reales de juego.

Por otro lado, los defensas deberán focalizar su atención principalmente en cuatro aspectos:

  1. Acosar a poseedor del balón para que no pueda realizar un pase a la espalda de la línea defensiva.
  2. Ante poseedor del balón liberado de marca y que avanza perseguir a jugador que penetra para imposibilitar que este reciba el balón.
  3. Ante poseedor del balón liberado de marca y que está parado, defensa lateraliza preparada para correr dirección portería propia y realizar las persecuciones pertinentes.
  4. En las paredes, perseguir a jugador que realiza el primer pase con el mismo objetivo que el anterior.

Somos conscientes de la transferencia negativa que puede generar este tipo de contextos, donde la defensa se ve obligada a no retroceder incluso en situaciones que reducir la distancia con su portería es necesario. Escoger el momento y la caducidad para que no cree comportamientos erróneos en la línea defensiva es talento del entrenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *