La teoría, la gran olvidada

Por | 9 septiembre, 2013

A menudo la gente se pasea por los campos de entrenamiento de los equipos de primera división en busca de la tarea perfecta, aquella que le lleve a alcanzar la excelencia en su equipo, que haga dominar el concepto trabajado a sus jugadores lo antes posible. Copia y pega es una acción que se repite día tras día en los entrenadores, búsquedas en internet desesperadas por encontrar lo que hacen los grandes equipos para llegar a ser precisamente eso, grandes equipos.

Olvidan que una misma tarea llevada a cabo por dos entrenadores distintos puede ser muy disparar una de la otra, y  lo más importante, que no viene escrito en las tareas o plantillas de las mismas, y es la información que propician estos a sus pupilos. Cierto es que en algunos lugares podremos encontrar apartados destinados a orientar las observaciones a realizar durante la tarea (de hecho en nuestra web lo hacemos), pero eso nunca llegará al nivel de concreción que pueda tener el entrenador observando la tarea de su equipo en una determinada situación.

De ahí radica la necesidad de conocer la teoría por parte de los entrenadores. No sirve con copiar y pegar, sumar cien tareas de los mejores entrenadores del mundo y aplicarlas en nuestros equipos pesando que eso nos hará mejorar. Hacer por hacer al final acaba convirtiéndose en un no hacer. Y no nos mal interpreten, no queremos decir que copiar sea malo, todo lo contrario, es parte fundamental de nuestra labor, pero una parte no puede convertirse en el todo y finalizar así nuestro trabajo.

Debemos ir más allá, ser más profundos en lo que nos atañe, conocer la lógica del fútbol, de cada tarea de entrenamiento, la teoría de desenmascara su realidad. Sólo de esa manera podremos hacer que mejore nuestro equipo, dirigir la tarea a donde nosotros queremos llevarla, corregir los aspectos erróneos que se están dando en ella, saber reforzar los buenos, etc. Todo ello sin olvidarnos que debemos saber dónde encuadrar dicho ejercicio en el lugar adecuado dentro de la planificación. Esta nuestra verdadera función como entrenadores, que no podremos llevarla a cabo sin conocer la teoría, la «maldita» teoría.

Para conocer los detalles de los comportamientos individuales, grupales y colectivos es preciso que estemos en una continua formación y análisis del juego. En definitiva detectar las regularidades que se producen con el objetivo trasladar la información que sustraemos de ellas a nuestros jugadores.

2 Pensamientos sobre “La teoría, la gran olvidada

  1. Luís Miguel Baptista Ferreira

    a fisionomia do exercício pode ser a mesma, mas o objectivo pode ser diferente, isso depende do que o treinador pretende para sua a equipa, abraço

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *