Frases de Entrenadores 7ª Edición

Por | 24 noviembre, 2014

En la séptima edición de Frases de Entrenadores os traemos las intervenciones de uno de los entrenadores del momento, Paco Jémez, actualmente dirige al Rayo Vallecano F.C. con el que ha cosechado dos permanencias en Primera División siendo una de ellas la mejor clasificación en la historia del club quedando en 8ª posición con 53 puntos, siendo la mejor temporada (tanto en puntos como en clasificación). De ellas podemos aprender mucho: sobre manejo de la línea defensiva, estilo de juego, transiciones, manejo de un vestuario…

Dicen que hemos tenido el 74% de la posesión y la posesión no vale ni para tomar por el culo si cada vez que llegan nos meten“.

“Somos los más pequeños de la categoría, los más mierdas de la categoría somos nosotros. Cuando sepamos eso podemos competir con cualquiera”.

Hay jugadores que te fuerzan a demostrar quién la tiene más grande y aquí el que más grande la tiene soy yo“.

“La cuestión es cuánto eres capaz de arriesgar para llevar tus ideas adelante cuando vienen duras”.

Para sacar el balón jugado hace falta un adiestramiento y un convencimiento… ‘¿Pero y si fallo el pase?’ ‘Ese es un riesgo que tenemos que correr. Los partidos se pierden de cualquier manera. Es más: se pierden más regalando balones con pelotazos largos que perdiéndolos por un pase mal dado. Porque si tú miras el cómputo general del año los goles que nos hacen por errores nuestros en la salida del balón no son ni el 5% de los goles que recibimos. Cometemos unos siete errores en el año y nos cuestan tres o cuatro goles. No es una cantidad como para que nos planteemos que esto nos está llevando a la ruina“.

La peor decisión es no tomar ninguna decisión. Si tú te quedas parado no vas a acertar nunca. Tú muévete. Es posible que te equivoques, pero ya has hecho algo por buscar una solución. Odio a los jugadores que se paran“.

“Habitualmente se piensa que la línea defensiva tiene que moverse en virtud de lo que hagan los delanteros… Si nuestra línea defensiva se queda por detrás de los delanteros rivales jugamos 11 contra 11. Pero en el momento que la línea se pone por delante, sus tres delanteros ya no juegan porque se quedan en fuera de juego: entonces somos 11 contra 8. No es tanto tirar el fuera de juego (nosotros no tiramos el fuera de juego) sino ocupar una situación ventajosa antes de que se produzca el pase largo del rival. Conque los zagueros den cuatro o cinco pasos los delanteros rivales ya no pueden jugar. Pero tienen que ser cuatro pasos rápidos. Si lo haces lento habilitas al rival“.

Siempre manda el central que más cerca está del peligro, porque el resto, por la orientación, lo ven tanto a él como al balón… Si él da dos pasos no tiene ni que avisar. El resto debe seguirlo. La clave es la atención y la perspectiva: el primer central no se va a colocar en función de los otros porque no los ve”.

El mejor es el que se desordena y es capaz de ordenarse para que el contrario no aproveche ese desorden. Porque si todo es orden, orden, orden… ¿Cómo sorprendemos? Con el talento individual, vale. Pero tu capacidad como equipo se ve mermada.

Buscamos que nuestros desórdenes se produzcan en las zonas más alejadas del balón. Por eso metemos mucha gente en la zona activa del balón con mucha presión para que el contrario no pueda salir a donde nos haría más daño. Esa presión juntándonos en 20-25 metros hace que nos ordenemos hacia el balón y nos desordenemos por fuera, y que tengamos que estar reajustando continuamente. Si veo que un compañero va a hacer una ayuda y ha generado un desorden en nuestro sistema tengo que ir a taparlo.  Al final los jugadores lo hacen por intuición Yo soy un enamorado del desorden pero siempre que vaya acompañado de un orden. Porque si te desordenas y luego no te ordenas te acaban destrozando“.

“Los movimientos de adelante hacia atrás me gustan menos que los de atrás adelante. Porque un paso atrás tuyo es un paso adelante del contrario. Me encantan los jugadores que juegan de atrás adelante. No me gusta la gente que a las primeras de cambio sienten temor. He visto grandes jugadores convertidos en mediocres por el miedo”.

Queremos que el contrario sea reactivo, no activo. Prefiero que nos esperen antes que tener que verlos venir. El lateral no tiene que preocuparse del desorden que crea. De eso tiene que preocuparse la gente que tiene por detrás. Yo nunca le he dicho a un lateral que suba y que esté pensando en defender: ‘Si tú estás atacando ataca, y ataca lo mejor que puedas… Si pierdes el balón ya nos habremos organizado en función tuya”.

Hay un tópico que dice que ningún equipo puede estar presionando los 90 minutos. Es mentira El tema es hacerlo con ayudas y que al final esas carreras sean cortas. Lo que no aguanta un equipo son 90 minutos yendo y viniendo pegándose carreras de 60-70 metros. Nosotros perdemos el balón y tardamos una media de 5,4 segundos en recuperarlo. ¿Acaso no se pueden hacer esfuerzos de cinco segundos? Lo que ocurre es que si coges el balón y lo pierdes inmediatamente te cansas… Contra equipos grandes te cuesta más. Pero al final todos los años somos el tercero o cuarto equipo con más posesión de Europa”.

Si no eres capaz de convencer a tus jugadores tienes dos opciones: o cambias de sistema o presentas tu dimisión. Lo que no se puede hacer es que presionen ocho por un lado y dos por el otro. Ante eso, lo más sensato es replegarte y esperar atrás, que es lo que hacen otros equipos”.

Por último os mostramos un vídeo tan emotivo como motivante. Se trata de la charla previa al partido contra el Atlhetic Club de Bilbao dada por Paco en el vestuario en la que sorprendió a sus jugadores con la aparición de sus familiares. Sin lugar a dudas un detalle precioso digno de ser puesto en las escuelas de entrenadores y las clases universitarias de psicología.

Fuente del texto: http://deportes.elpais.com/deportes/2014/11/07/actualidad/1415385674_985045.html

Fuente del vídeo: canal de youtube de Rayo River

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *